Monos evolucionados

  “Solo somos una raza avanzada de monos en un planeta menor”.
                              —Stephen Hawking: físico, matemático, cosmólogo, genio.
El articulo de hoy del gran John Carlin habla de lo irracional de nuestros sentimientos de grupo, ya estén relacionados con el fútbol, la política, la religión o las fiestas de los pueblos.
Lo cómico es cómo caemos en el autoengaño de convencernos que nuestros prejuicios se basan en la razón, que empíricamente nuestros argumentos a favor del socialismo o del barcelonismo son superiores a los del capitalismo o el madridismo, o viceversa. Llegamos a donde llegamos, somos del Madrid o del Barça o de izquierdas o de derechas, por circunstancias de la vida, por accidentes que nada tienen que ver con la lógica y que son impulsados en primer lugar por ese instinto básico que conduce a la mayoría de las personas inexorablemente a identificarse con una bandera, una idea o un equipo. El cerebro solo entra en juego después.”


Pasos para la regeneración

Corrupción, crisis. No creo que la una lleve a la otra, sino que ambas son consecuencia de una misma causa: la mediocridad de la clase política. El sistema que sufrimos permite que los trepas con labia escalen posiciones, chupen del bote y tomen decisiones que nos afectan a todos.
Total, que hay que empezar de nuevo, una nueva Transición, cambiar las reglas del juego desde dentro. 
El manual completo de instrucciones para este reseteo no lo conozco, pero algunos de estos pasos puede que estén en él:

– No votar en las próximas elecciones a ningún partido que haya tocado poder (PP, PSEO, CIU, PNV…). Esto permitirá que todos los abrazafarolas se queden con el culo al aire, fuera del sistema.

– Que los partidos que surjan de esta hecatombe electoral se comprometan a cambiar las normas de la partida: transparencia es una de las primeras medidas, presupuestos públicos en Internet, con todo el detalle, declaraciones de la renta y patrimonio colgadas en la web de forma obligatoria para cualquier persona que ocupe un cargo público; formas de participación ciudadana más adaptadas a las nuevas tecnologías…

Mi propia mediocridad no permite descifrar más pasos de ese anhelado manual de instrucciones…