Repartir otra vez

La Economía es una especie de juego en el que los seres humanos participamos basándonos en unas reglas que nosotros mismos nos imponemos. Este juego lleva a que hayan ganadores y perdedores, millonarios y arruinados, pero no deja de ser algo imaginario, sin sustancia. Si una mañana todos los seres humanos desapareciéramos del planeta, sin más, toda esta crisis que nos agobia se esfumaría.

Este pensamiento suena ridículo, y no termino de entender a dónde quiero llegar, pero la intuición, ese proceso mental basado en procesos escondidos en el subconsciente, me invita a pensar que lo ridículo es la crisis económica en la que estamos sumergidos, no tiene sentido que nos agobiemos con las reglas del juego que nosotros mismos nos estamos imponiendo. Paremos esta partida, revisemos las reglas y repartamos otra vez las cartas.

En dos palabra: “Im” “prezionante”…

Dijo Jesulín de Ubrique aquello de: “…en dos palabra: im prezionante”? O es sólo fruto del ingenio de algún cómico y lo imaginario se mezcló con lo real de tal forma que es muy difícil separarlo. Éste sería el caso de una anécdota sin importancia, pero esta mezcla de realidades virtuales impregna todo los que sabemos o creemos saber.


Pienso, luego tengo tendencias ateas

Psicólogos de la Universidad de Columbia han desarrollado varios experimentos para ver como el pensamiento analítico está relacionado con la creencia en Dios. No ofrecen conclusiones definitivas, sólo tendencias, pero bueno, hacia el lado esperado: a mayor pensamiento analítico, menor creencia en Dios.

“Obviously, there are millions of very smart and generally rational people who believe in God,” he says. “Obviously, this study doesn’t prove the nonexistence of God. But it poses a challenge to believers: If God exists, and if believing in God is perfectly rational, then why does increasing rational thinking tend to decrease belief in God?”

Esta araña tiene un… una… erección?

La verdad es que después de mirar esta foto un rato todavía no logro visualizarla, pero según la fotógrafa Natacha Merritt, esto es el pene de una araña en todo su esplendor…
Pero lo que sorprende más es el ritual sexual de estos adorables animalillos, en los que la hembra puede doblar el tamaño del macho e intentar comérselo durante el cortejo… Es un milagro que ante tamaños desafíos apareatorios hayan podido sobrevivir a la evolución. Y luego nos quejamos de lo difícil que es ligar para los humanos…

Espera que te llamo

Analizar la base de datos de una compañía de teléfono (1.950 millones de llamadas de móviles, 489 millones de mensajes de texto), está permitiendo a un grupo interdisciplinar de científicos sacar conclusiones acerca de cómo son y cómo evolucionan las relaciones de amistad y de pareja.

No es que lleguen a ninguna conclusión espectacular (durante la juventud llamamos a personas de distinto sexo más a menudo que en etapas posteriores, los hombres tienen más relaciones de amistad, en similares proporciones de hombres y mujeres, las mujeres suelen tener una “intensa” relación de amistad con frecuentes comunicaciones…),  pero es un campo de estudio que a la larga dará sus frutos.

Dirección del viento

El objetivo original del bombardero  “Bockscar” la mañana del 9 de Agosto de 1945, con la bomba atómica “Fat Man” en sus entrañas, era la ciudad de Nigata, pero estaba lloviendo. Se   

cambió a Kokura, pero había niebla espesa. La tercera ciudad en la lista era NagasakiTambién estaba nublado, pero sin más combustible para otros objetivos, lanzaron la bomba.


El destino de cientos de miles de personas dependió, literalmente, de la dirección del viento.

Perfecciones

El servicio de correo del Reino Unido, Post Office, tenía un ratio del 96% en el envío de correo “1st Class” en un sólo día. No les parecía suficiente y se marcaron el objetivo de lograr un 99%. Este objetivo estuvo a punto de llevar a esta organización a la bancarrota.