Polarización

Sufrimos el espejismo de creer que tenemos el control sobre lo que pensamos, pero nuestras posiciones se cocinan entre bastidores antes de que lleguen a nuestra mente racional, a partir de emociones, de pasado, del contexto y de la dirección del viento.

Cuanta más cultura tenemos más capacitados estamos para buscar y encontrar información que corrobore nuestras posiciones pre-establecidas y hay más riesgo de tomar posiciones extremas.

Co-Evolución


Es un proceso a través del cual la influencia de una especie puede generar cambio genéticos en otra. Por ejemplo, adquirimos la habilidad para digerir la lactosa después de la infancia después de que domesticáramos ganado.
¿Qué otros alimentos nos han influido, o nos están influyendo, y todavía no nos hemos dado cuenta?

Representante Ucraniana del equipo olímpico de Kárate descalificada por el excesivo diámetro de sus Juanetes


Olga Kahunismaya ha sido expulsada del torneo preparatorio para las Olimpiadas de Londres 2012, que se está celebrando en Roma, tras causar lesiones de diversa índole durante sus enfrentamientos a las representantes de Portugal, Holanda y Luxemburgo.

El abultado diámetro de sus Juanetes, especialmente el del pie derecho, convierte sus extremidades inferiores en armas mortíferas ante las que ni las más experimentadas luchadoras pueden hacer nada.

El reglamento no contempla ninguna limitación en cuanto deformidades de las pezuñas, pero la Federación Internacional de Kárate ha convocado una reunión extraordinaria para el fin de semana que viene con el fin de incorporar nuevos artículos al mismo.


“Va en contra del espectáculo” nos comenta el Presidente de la Federación Lituana, “la simple contemplación de esas zarpas con Juanetes como mi cabeza provoca arcadas. Así no hay quien venda los derechos televisivos”.

“Si no la paramos un día va a matar a alguien”, nos dice Paola Cohelo desde la cama del hospital en el que está siendo tratada de fractura craneoencefálica severa desde su enfrentamiento con la karateka ucraniana.
Existen sospechas de que el origen de las peligrosas deformidades de Olga Kanunismaya es debido a un oscuro programa soviético de experimentación genética al que fue sometido durante su infancia. Otras fuentes afirman que viene de familia y existen rumores de que su abuelo, un capitán ruso que murió durante la batalla de Stalingrado, tumbaba los tanques nazis a juanetazos, hasta que murió tras pisar una mina con el canto del callo.

Vestigios sexuales de un pasado mejor

Nuestros cuerpos son pruebas vivientes de los efectos colaterales de la Evolución, ese fuerza adaptativa y desagradecida que deja olvidados a órganos que ya no desempeñan ninguna función útil.

Muelas del juicio, apéndice, vello corporal, coxis, tuvieron sus momentos de gloria en el pasado, cuando nos colgábamos de los árboles y nos hinchábamos a comer hojas de helecho. Ahora nos los extirpamos, depilamos o los maldecimos presas del dolor ante una caída desafortunada.

Pero no nos podemos quejar, que hemos tenido más suerte que otros hermanos biológicos. A algunas especies de lagartijas del género Cnemidophorus los vericuetos de la Evolución les ha llevado a la aburrida opción de la Partogénesis, donde se reproducen a partir de huevos no fertilizados, sin necesidad de desinteresadas intervenciones por parte del sexo contrario. Sin embargo, un pervertido vestigio escondido en algún lugar de su diminuto cerebro les lleva en ocasiones a actuar como machos y tratan de copular con otras lagartijas. Millones de años después y las pobres todavía se acuerdan de lo bien que se lo pasaban sus antepasados.

El futuro está ahí fuera

Que nos caiga un pedrusco desde el espacio y provoque un destrozo considerable no es sólo un argumento a utilizar en películas de Bruce Willis. Según los científicos es algo que ocurre cada 100 millones de años como media. La última hace 65, la que acabó con los dinosaurios, así que un millón de años de estos nos va a caer otro a la que nos despistemos.

Desde que se inició la vida en la Tierra han ocurrido 5 extinciones masivas, por meteoritos, por fluctuaciones del campo magnético terrestre, por erupciones volcánicas descomunales, incluso se plantean teorías que acusan a las explosiones de supernovas cercanas. A esta lista estamos añadiendo nuestro impacto, el de los seres humanos, que a este ritmo nos estamos poniendo a la altura de todo un pedazo de asteroide ( Edward Osborne Wilson en su libro The Future of Life(ISBN 0-679-76811-4) estima que con el actual ritmo de destrucción humana de la biosfera la mitad de las formas de vida se extinguirán en 100 años).

Las escalas temporales de las que estamos hablando nos vienen un poco grande, los Homo Sapiens existimos desde hace apenas 200,000 años y para cuando algo gordo suceda ya nos hemos extinguido nosotros solitos. Pero es lo que tiene la estadística, que el pedrusco igual nos cae cuando ya no quede nadie para echar unas fotos, que el miércoles que viene a la hora de cenar. Así que si tenemos alguna aspiración de perdurar en el Universo hay que ponerse manos a la obra y empezar a pensar en dejar este planeta, diversificar nuestras opciones como diría un experto financiero, o el propio Stephen Hawkins:

Principo de Incertidumbre

La verdad es una diana en movimiento.


Cuanto más rápido quieres la información, menos la compruebas y es menos probable que sea cierta.

Incertidumbre, error y duda son factores inherentes a cualquier método que se use para discernir la realidad. 


Es necesario reconocer estas limitaciones y desarrollar modelos que tengan en cuenta nuestra torpeza para aprehender la verdad.